Un recorrido por los alrededores de Mérida

Las tradiciones y la gastronomía de Yucatán son suficientes motivos para reservar tu hospedaje en Mérida las siguientes vacaciones. La ciudad está repleta de cultura que puede apreciarse tanto en sus calles, como en las personas que la habitan. A pesar de que Mérida es una ciudad para disfrutar durante un gran tiempo, cada día descubriendo diferentes opciones de diversión, existen otras ventajas de vacacionar en la capital yucateca: los alrededores.

Los alrededores de Mérida suelen ser muy accesibles, dado que su visita puede abarcarse en un día por destino. Además tienen opciones muy variadas para ofrecer al turismo que llega a conocer el estado. Sin embargo, existen dos estilos de ruta que suelen atraer más la atención, a pesar de ser muy diferentes entre sí: los sitios arqueológicos con miles de años de memorias refugiadas en sus construcciones y las inolvidables playas para relajarse.

A lo largo del estado de Yucatán se pueden localizar un gran número de lugares arqueológicos que, debido a su riqueza histórica y a su unicidad en el mundo, son una visita obligatoria para todos los viajeros que recorren esas tierras. Ya sea que vayan por cuenta propia o a través de un tour turístico, los turistas suelen recorrer los vestigios de Chichen Itzá, Uxmal, Ek Balam, Dzibilchaltún y Chacmultún. Incluso, en los recorridos ofrecidos, se puede incluir una visita a los famosos cenotes y, en algunos, se puede nadar en sus aguas.

Pero los cenotes no son las únicas aguas en las que se puede disfrutar un delicioso baño en los alrededores de Mérida. Celestún es una de las playas cercanas a la capital yucateca. Ubicado a sólo 109 kilómetros de Mérida, este destino contiene varias maravillas naturales que vuelven su visita en un edén. Este lugar contiene varias reservas de agua dulce espectaculares, como el manantial Cambay y el Tambor, que pueden ser visitadas en botes que ofrecen recorridos a los turistas a través de los manglares y que pueden ser contratados desde la playa. Entre las playas de agua cristalina y arena blanca, y los manantiales que sirven de reserva a especies como el flamenco rosa, o caribeño, Celestún se posiciona como uno de los mejores lugares para descansar y tomar el sol en Yucatán.

Otra atractiva opción para los visitantes es Progreso, la puerta marítima de Yucatán. Esta ciudad es uno de los puertos más relevantes para el estado y contiene un gran valor histórico para los yucatecos. El ambiente es propicio para el descanso, pero también para la práctica de algunos deportes acuáticos, como el buceo y el windsurf. El malecón también es una sugerencia para los que quieren pasar unos momentos de relajación. Afortunadamente, Progreso es una de las playas más cercanas Mérida, estando a 36 kilómetros de la ciudad.

Planea tus vacaciones y aparta tu lugar en los hoteles en Mérida para que disfrutes de la ciudad y de sus magníficos alrededores. Por experiencia propia, podemos ofrecerte una de las mejores alternativas para estar completamente a gusto con tus acompañantes en la hermosa capital yucateca: el hotel Fiesta Americana.