René Escobar y los deportes individuales

René Escobar, ex deportista de alto rendimiento, nos cuenta un poco de su experiencia con los deportes individuales.

Cualquier amante y aficionado al deporte sabe éstos que son una fuente no sólo de entretenimiento, sino de disciplina, inspiración y superación personal.

Existe una variedad de deportes, cada uno con sus reglas y estilos particulares, pero todos aportan igualmente valores morales que bien pueden ser aplicados a la vida diaria, profesional o académica, con resultados exitosos.

Las actividades físicas que se consideran deportes pueden fácilmente clasificarse en deportes individuales y deportes de equipo. Entre los deportes grupales o de equipo se encuentran los de pelota, como el soccer, fútbol americano o volibol, y los de combate, ya que necesitan un oponente, como en las artes marciales mixtas, el box o la esgrima.

Por otro lado, están los deportes individuales, entre los que se encuentran los de contacto con la naturaleza, tales como el alpinismo, el surf o el senderismo; los mecánicos, que se practican necesariamente con alguna máquina, como el ciclismo, el motociclismo o las carreras de autos; y finalmente los deportes atléticos, donde el oponente es uno mismo, aunque hay otros competidores. Entre estos últimos están la gimnasia, la natación y todas las variantes de atletismo.

Pero el hecho de que sean deportes individuales, no les resta capacidad de esfuerzo y trabajo. Así nos lo cuenta René Escobar, quien durante mucho tiempo fue un atleta de alto rendimiento, compitiendo en triatlones, maratones, y entrenado arduamente durante varias horas al día.

Para él, los deportes individuales exaltan la disciplina extrema y la capacidad de resistencia, incluso tal vez más que los deportes de equipo, ya que en este caso compites contra ti mismo. Ser su propia competencia, lleva a cualquier persona a rebasar sus propios límites, y esa es una enseñanza no sólo para los deportes, sino para la vida misma.

Aunque René Escobar siempre fue obsesivo con los deportes –cualidad que, de hecho, lo distingue también en otras áreas de su vida–, reconoce que practicarlos en cualquier nivel siempre dejará una gran enseñanza moral, educativa y disciplinaria. Es gracias a ella que forjó un carácter que ahora le sirve en el área empresarial. “El éxito en los deportes no es diferente al éxito en la vida, en general. Si eres capaz de concentrarte en algo al 100%, el provecho obtenido se refleja en todas tus circunstancias, todos tus momentos”, comenta.

Aunque ya no tiene tiempo de practicar deportes como antes, René siempre alienta a los jóvenes deportistas a seguir adelante y superarse, pues sabe que la capacidad de esfuerzo y concentración no sólo es útil a la hora de competir o practicar deportes, sino también para sobreponerse a los momentos oscuro de la vida.