René Escobar impulsa a los deportistas mexicanos

La Fundación EB, de René Escobar, busca brindar a los nuevos talentos mexicanos en el deporte que no tienen los recursos para seguir sus sueños.

El fiscalista René Escobar, hasta hace algunos ayeres era, además de un profesionista exitoso, un atleta de alto rendimiento que se jugaba las primeras posiciones en triatlones y maratones. Si bien nunca fue muy aficionado a los deportes de conjunto, su disciplina y autoexigencia le llevaron a triunfar en el mundo deportivo de forma independiente.

Aunque con el tiempo las ocupaciones empresariales y de familia le fueron absorbiendo, y declara gratamente que en la actualidad ya no le interesa hacer deporte de alto nivel, pues tiene otros objetivos en la vida, René desea dejar un legado importante para el deporte mexicano.

Y es que a pesar de ya no realizar arduos entrenamientos diarios, por salud y el estilo de vida al que está acostumbrado, René sigue practicando diversos deportes como parte de sus pasatiempos. “Contemplo todavía retos en ese campo”, comenta, “me gustaría mucho ser un gran golfista, y también un buen alpinista. ¡Y por supuesto que puedo correr maratones, mejorar mis tiempos año con año! Nunca voy a derrotar a los kenianos, pero me puedo superar”.

La Fundación EB de René Escobar

Su amor al deporte y por las labores de beneficencia, con las que se involucra desde hace algunos años, le han llevado a crear la Fundación EB, una institución de ayuda a los jóvenes talentos mexicanos que deseen incurrir en los deportes, y no tienen los medios para lograrlo. De esa manera, este organismo de ayuda, creado totalmente por iniciativa de René Escobar, busca dar soporte económico a deportistas mexicanos de bajos recursos.

“Gracias a la fundación, los atletas que tengan el don podrán enfocarse por completo al deporte, sin preocupaciones económicas o de ningún tipo, espero”, indica el fiscalista con gusto. La Fundación EB busca brindar una oportunidad para que los deportistas mexicanos con aptitudes prometedoras, que no tengan los recursos suficientes para desarrollar su pasión, puedan cumplir su sueño y el de México a través del deporte.

Es importante resaltar que el organismo no busca apoyar únicamente en los deportes más acostumbrados en el país, sino también impulsar los deportes artísticos y de nieve. Si bien la fundación es de iniciativa privada, las puertas están abiertas a todas aquellas personas o corporaciones que deseen apoyar de alguna manera. “Soy el principal promotor, sí, pero la fundación está abierta a apoyos externos. Con ella quiero lograr una huella personal, profunda”, declara René.

Es de esta manera que la Fundación EB para atletas mexicanos está en camino. La institución pretende ser no sólo una vía de acceso para los nuevos talentos, sino un recurso con el cual el país puede promocionar el deporte, y posicionarse a nivel global. Sin duda, pronto estaremos escuchando más noticias al respecto.