René Escobar Bribiesca Fiscalista y su labor altruista

El altruismo es una de las labores más loables, René Escobar Fiscalista lo sabe muy bien y apoya este tipo de iniciativas en pro de la construcción de una mejor sociedad.

Apoyarse los unos a otros en tiempos de crisis ha sido una constate en la historia de la humanidad. Desde los principios de la civilización, las pequeñas comunidades se protegían entre sí de las inclemencias del clima y de otros animales que coexistían a la par de los hombres. El apoyo mutuo está en nuestro ADN; más que un instinto de supervivencia es una actitud que da fuerza en la unión.

René Escobar Fiscalista ha apoyado a lo largo de su carrera profesional un sinnúmero de actividades altruistas para apoyar a los menos favorecidos. Ejemplo de ello está en la ayuda financiera que brinda a la Fundación Dr. Sonrisas, una asociación sin fines de lucro fundada en 2003 enfocada principalmente a asistir a niños con problemas de cáncer, VIH, fibrosis quística, entre otras enfermedades crónico degenerativas.

Con una presencia en más de la mitad de los estados de la república mexicana, la Fundación Dr. Sonrisas en sus 12 años de existencia ha apoyado a más de 3000 niños, tanto con actividades culturales y recreativas para mejorar su nivel de vida como en el tratamiento médico. Lo más importante de proyectos como este es el de aportar un granito de arena para que niños y jóvenes enfermos de escasos recursos tengan una nueva oportunidad.

Rene Escobar es parte de una nueva generación de empresarios quienes creen que la solución a los problemas que enfrenta el mundo no está en reclamos o en palabras huecas, sino en acciones concretas. Invertir en la juventud siempre será la mejor opción para el crecimiento de un país, el mejor aliciente para crear una sociedad sin complejos en la que todos se den la mano y tengan como prioridad el beneficio compartido.

No hay nada más noble que dar a quien no tiene, de impulsar a quien más lo necesita. Fundaciones como la del Dr. Sonrisas y empresarios con visión como René Escobar Fiscalista nos enseñan que es más fácil morir en el intento que esperar toda una vida con los brazos cruzados. Hacer es un verbo que adquiere dimensiones transformadoras cuando se enfoca a los problemas sociales: si México tiene una población más satisfecha con su vida, la productividad aumenta y todos salimos ganando.