¿Qué tener en cuenta cuando hagas reservaciones en las habitaciones de los hoteles?

Muchas veces, podemos llegar a nuestros hoteles pensando sólo en el descanso, y sin considerar la seguridad que debemos tener presentes para desembarcar nuestras maletas y hacer el check-in sin ningún problema. Así pues, si quieres saber qué puedes hacer cuando llegues a un hotel para sentirte más seguro, te recomiendo que veas estos consejos.

  1. Si llegas en un autobús o en un taxi, te recomiendo que te mantengas cerca de tu equipaje hasta que lo ingresen al lobby del hotel. O bien, llévalo por tu propia cuenta, y mientras te registres, mantenlo en constante vigilancia, pues a veces ése es el momento oportuno para que los ladrones aprovechen. De hecho, si el lobby está muy lleno por ser temporada alta, probablemente sea la oportunidad para un robo, así que te recomiendo estar más atento de lo normal si se da esa circunstancia.
  2. Si te estás hospedando es un hotel antiguo, donde las puertas siguen teniendo cerraduras de llaves metálicas, una de las cosas que te dirá qué tan en serio se toma la seguridad el hotel es observar cómo se controlan las llaves. Si es hora de hacer el check-out y tienen una pila de llaves encima del mostrador de recepción, claramente, el hotel no se preocupa por tu seguridad. Cualquiera podría llegar y tomar una llave del escritorio. Esto no es algo que pueda preocupar demasiado utilizando las tarjetas electrónicas que sirven como llaves, pero sí lo es con las llaves metálicas.
  3. Pide al personal de recepción que no anuncie tu número de habitación. Pueden señalarla en la llave o anotarla. Si quien está atendiendo lo dice en voz alta, pide que te cambie la habitación y explícale el problema. Nunca sabes quién puede estar escuchando y el número de tu habitación es una cuestión de seguridad, y las pocas personas que deben saberlo, deben ser las menos posibles. Y claro, eso no se puede lograr si se anuncia a todo el hotel. Además, mantente al pendiente de quién está cerca y puede estar escuchando tu conversación de registro en el hotel.
  4. Cuando te registres, firma sólo con tu apellido y tu primera inicial. No utilices títulos ni profesiones. Haz difícil determinar tu género, estatus marital o profesión. Incluso, si eres una mujer que viaja sola, es más recomendable que reserves como Señor y Señora, para que no sepan que estás sola.
  5. No dejes tu tarjeta de crédito encima del mostrador de registro en lo que tú terminas el proceso. Además, asegúrate de que te regresan tu tarjeta, y no la de otra persona, una vez que has terminado.
  6. Di al que te esté en la recepción que te avisen si alguien pregunta por ti, en lugar de otorgarle el número de tu habitación o tu nombre, para que puedas saber quién está preguntando por ti.
  7. Inmediatamente después de hacer el registro, consigue dos tarjetas o folletos con el nombre del hotel y la dirección. Coloca uno cerca del teléfono de la habitación, para que sepas en dónde estás y guarda el otro contigo, para que puedas saber la dirección cuando salgas. Si te pierdes, ya tendrás la dirección y el teléfono a la mano. En cambio, no hay nada más frustrante que conseguir un taxista y decirle el nombre del hotel sin que él sepa en dónde está. Además de la frustración, puede ser muy caro que el taxi dé vueltas en lo que encuentran el lugar. O peor aún… imagínate si en el país no hablan tu idioma.

La seguridad que tenemos cuando viajamos depende de nosotros. Si quieres un buen hotel, consulta en Sección Amarilla, donde podrás encontrar varios de excelente calidad.