10 historias chistosas de computadoras de escritorio

Todas las personas compran computadoras de escritorio pensando en que las van a cuidar como si no hubiera otra más y que le darán el mejor trato posible. Desde hace varios años he trabajado en tiendas de cómputo y no puedo dejar de contarles la cantidad de veces que han venido a mí las personas, pidiendo que les ayude a resolver los problemas de sus aparatos. Sin embargo, he estado guardando una lista de los casos favoritos que he tenido, por lo que les compartiré los que se me han hecho más extraños. Espero que los disfruten mucho.

  1. Cuando te las arreglas para navegar alrededor del mundo, no esperas que tu computadora se vuelque y caiga en el océano el último día de tu viaje. Eso le pasó a un cliente que llegó a mí pidiendo que le ayudara a rescatar los documentos de su viaje, pues sólo los había guardado ahí. Ni qué decir que no había nada que yo pudiera hacer.
  2. Pero ya que andamos en territorios marinos, un abogado se fue de vacaciones con su laptop, y se la llevó a un paseo de pesca con su padre, pensando que podría tener tiempo para hacer las dos cosas al mismo tiempo. Todo iba bien hasta que un amigo de su padre, cansado de los dispositivos electrónicos que alejaban a las personas, tomó su computadora y la lanzó por la borda. El abogado saltó tras de ella.
  3. Por otro lado, una persona creyó que esconder su computadora en el horno era la mejor forma de protegerla contra posibles ladrones mientras él se iba de vacaciones. Desafortunadamente, su esposa llegó a casa antes, y prendió el horno para cocinar, sin siquiera verificar que no hubiera nada adentro. ¡Qué irresponsabilidad!
  4. También me tocó un pescador que había llevado su computadora para jugar unos videojuegos mientras esperaba que algo mordiera el anzuelo. Luego, repentinamente, se puso de pie, cayendo al agua con todo y su computadora personal.
  5. Pero si creías que los científicos eran más cuidadosos, te cuento que uno estaba haciendo un experimento con ácido cuando, de alguna forma, se las arregló para para echarlo encima del disco duro externo. Imagínate la escena de Alien, cuando el ácido derrite el suelo, pues así fue esto.
  6. ¿Qué harías si tu disco duro está chirriando? Ciertamente, no lo que esta persona hizo: él taladró un hueco a través de la carcasa y puso un poco de aceite adentro. Dejó de chirriar, pero también dejó de funcionar, obviamente.
  7. Un fotógrafo tailandés descubrió que su disco duro externo se había llenado de hormigas y su solución al problema fue abrir la cubierta y rociar insecticida en el interior del disco. Su habilidad le ayudó a deshacerse tanto de las hormigas como del disco duro en un solo intento.
  8. Algo que debes saber de tu computadora es que nunca debes lanzarla desde un helicóptero. Si vas a llevar a tu computadora a un helicóptero, cualquier cosa que hagas, sostenla fuertemente. Los empleados de una empresa de telefónica no tuvieron en cuenta este consejo y accidentalmente tiraron su computadora de un helicóptero estando en Mónaco.
  9. Si empacas tu computadora junto a los líquidos, probablemente algo va a salir mal. Un hombre voló de Londres a Varsovia y puso su champú al lado de su computadora. Ya imaginarás cómo quedó todo su equipaje.
  10. Un hombre olvidó un plátano viejo encima de su disco duro externo. Conforme se fue envejeciendo, el contenido se escurrió dentro del disco duro, por lo que arruinó los circuitos e impidió que siguiera funcionando.